Traumatismo craneoencefálico y lesión medular

El estrés oxidativo, la inflamación y la apoptosis son las características principales de la pérdida celular que ocurre después de una lesión aguda en la médula espinal.

Beneficios

Estudios experimentales han puesto de manifiesto que el tratamiento con agua rica en hidrógeno mejora la recuperación funcional del aparato locomotor después de una lesión medular y revierte las secuelas de un impacto a nivel craneal, pudiendo ser altamente efectiva en el tratamiento de un traumatismo craneoencefálico.

Estudios

Neurochem Res. 2010 Jul;35(7):1111-8. Hydrogen-rich saline protects against spinal cord injury in rats. Chen C, Chen Q, Mao Y, et al.

En un modelo de rata a la que se había inducido daño en la columna vertebral, la administración de una solución salina rica en hidrógeno disminuyó el número de células apoptóticas, suprimió el estrés oxidativo, mejoró las funciones locomotoras e incrementó la liberación de BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro) que promueve la proliferación, diferenciación y supervivencia de las neuronas.

La solución salina rica en hidrógeno mostró efectos neuroprotectores al reducir la lesión vertebral aguda debida a contusión, posiblemente mediante la reducción del estrés oxidativo y la elevación de BDNF.

PLoS One. 2014 Sep 24;9(9):e108034. Molecular hydrogen in drinking water protects against neurodegenerative changes induced by traumatic brain injury. Dohi K, Kraemer BC, Erickson MA, McMillan PJ, Kovac A, Flachbartova Z, Hansen KM, Shah GN, Sheibani N, Salameh T, Banks WA.

El traumatismo craneoencefálico agudo es un problema grave que puede transformarse en crónico y ser un factor de riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, probablemente debido a la inducción de estrés oxidativo y neuroinflamación.

Se ha demostrado que las propiedades antioxidantes del hidrógeno molecular del agua revierten muchas secuelas de un impacto cortical controlado y podría ser un tratamiento altamente eficaz y de fácil administración para traumatismos craneales.

Entre otros efectos, el agua rica en hidrógeno revierte a la mitad el edema inducido por el impacto cortical controlado, bloquea completamente la expresión de la proteína tau implicada en procesos neurodegenerativos, actúa sobre mediadores de neuroinflamación y sobre la expresión génica de ciertas proteínas, induciendo primero una elevación de varias citoquinas pero atenuando ese aumento hacia el día 7, lo cual, aunque es paradójico, influye en el proceso de recuperación cerebral más que en la progresión. Finalmente, el agua rica en hidrógeno preserva o aumenta los niveles de ATP, deficitario en las células tras un traumatismo cerebral, proponiéndose como un nuevo mecanismo de acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s